acaEl síntoma más claro y evidente de que algo le ocurre a nuestro cambio debería de ser fácilmente perceptible por el conductor.

Previo a una avería en plena carretera, el conductor atento debería notar que el cambio “no funciona como antes”. Es decir: cambia demasiado pronto o demasiado tarde, el motor parece tener menos potencia de lo normal, hay que acelerar mucho para iniciar la marcha, cambio brusco, etc.

Lo primero a revisar ante cualquier síntoma es el nivel. Un nivel bajo degradará las prestaciones del cambio, y llevado hasta el extremo, provocará la inmovilización del vehículo; por mucho que aceleremos con la marcha metida, el coche no se moverá.

Renovar el aceite y filtro… una inversión que merece la pena. La mejora en el tacto y suavidad es evidente, amén de que posiblemente se previenen averías y se alarga la vida útil de la caja de cambios.

En Florencio Talleres Mecánicos S.L sólo utilizamos aceites homologados por la marca Mercedes Benz y potenciamos los efectos positivos del cambio de fluido mediante una limpieza interior arrastrando todos los depósitos acumulados.

Recomendamos el cambio de aceite entre 60.000 y 80.000 kms.

El problema en gran medida de la rotura de las caja de cambios es el mal mantenimiento que se hace de ella.

Como cualquier aceite, sufre un deterioro con los años y con el uso.

Florencio Talleres Mecánicos S.L